estridentismo

Estridentismo

América Latina también fue protagonista de diferentes hechos históricos acontecidos en distintas épocas, especialmente en los procesos emancipadores de Centro y Sudamérica, que tuvieron a importantes hombres al frente de los mismos, los cuales condujeron a muchos a su libertad definitiva.

En tal sentido, emergió el estridentismo, un movimiento mexicano de vanguardia, que se caracterizó por ser multidisciplinario. El movimiento se inició en la Ciudad de México, a finales del año 1921, luego del lanzamiento del manifiesto Actual Nº 1 por parte del poeta Manuel Maples Arce.

Durante la experiencia estridentista (1921-1927) varios artistas se sumaron a la vanguardia, siendo estos Arqueles Vela, Germán List Arzubide, Germán Cueto, Fermín Revueltas, Ramón Alva de la Canal, Luis Quintanilla del Valle y Leopoldo Méndez, quienes constituyeron el núcleo del movimiento.

Luego se sumaron Jean Charlot, Tina Modotti, Armando Zegrí, Humberto Rivas Panedas, Xavier Icaza y Diego Rivera, quienes en diversas circunstancias contribuyeron a esta causa de diferentes maneras.

También destaca el estridentismo como la vanguardia más “ruidosa” de la cultura mexicana, la cual propició una ruptura e impuso la contemporaneidad, incluyendo poetas, dramaturgos, ensayistas, pintores, fotógrafos, músicos, entre otros.

Antecedentes

El movimiento estridentista se generó en un contexto de crisis a nivel mundial, ya que con el estallido de la Primera Guerra Mundial esta repercute en América Latina, aunque esta parte del continente no haya participado activamente en el conflicto.

Por ese motivo, como país México necesitaba definirse, por ello se generan obras pictóricas y literarias con una marcada identidad mexicana. A su vez, se evidencia una pugna generacional entre dos grupos de jóvenes: las generaciones previas, que tratan de mantenerse en el poder, y los que abogan por la reconstrucción nacional.

El momento de la revolución mexicana surge como una oportunidad para la renovación, debido a que en sus inicios México sufría un estancamiento artístico, poniéndose de manifiesto el cuestionamiento de los valores tradicionales y el paso hacia la modernidad.

Tendencias francesas

Para el México de la época, las sociedades modernas estaban inmersas en la era industrial, con la aparición del automóvil, el tranvía, el avión, el telégrafo y el teléfono, entre otros inventos que fueron los protagonistas de la modernidad.

En literatura, los escritores copiaban hasta el cansancio las tendencias francesas, ya que las tendencias modernistas y simbolistas manifestaban cierto desgaste.

En ese orden, los escritores que vivieron en la época de Porfirio Díaz seguían allí tras la ascensión al poder de Francisco Madero y luego del golpe militar de Victoriano Huerta. Sin embargo, poquísimos escritores mostraron el urgente interés de dar paso a un arte nuevo.

Características del estridentismo

El estridentismo como movimiento rendía culto al progreso.

Se caracterizó por el culto al progreso asociado a los avances mecánicos, el cual se perfilaba hacia el espíritu de modernidad, en el que el cosmopolitismo y lo urbano copan la escena del movimiento.

El estridentismo fue un movimiento subversivo tanto en la temática como en la forma de las obras, ya que manifestaba la inconformidad con la estética vigente, asumiendo formas del humor negro, el esnobismo y el rechazo a todo lo pasado.

En tal sentido, los poetas y pintores de esta corriente tenían una obsesión estética con la ciudad moderna, concibiendo inclusive la utopía denominada “estridentópolis”.

Influencie

Aunque el estridentismo comparte algunas características del cubismo, el dadaísmo, el futurismo y el ultraísmo español, estaba enfocado en la dimensión social y los problemas que vivía la población, los cuales toma de la revolución mexicana.

Es por esta causa que los estridentistas estaban vinculados con los movimientos políticos insurgentes que se enfrentaron al elitismo del modernismo, representado en la época por el grupo “Los contemporáneos”.

El ritmo vertiginoso que pedía a gritos los cambios bruscos en lo artístico, económico, político y social, es lo que impulsa y define al vanguardismo mexicano en toda su dimensión, inspirado a su vez por el carácter dinámico del mundo moderno.

Autores y obras

Cabe destacar que los miembros del estridentismo fueron poetas, pintores y escultores que supieron impulsarse tras la revolución mexicana con la intención de dar un giro a la estética imperante hasta entonces.

Dicha necesidad respondía a las variaciones político-sociales, puesto que todos los miembros de la vanguardia compartían un proyecto cultural modernizador.

Entre los principales representantes de esta vanguardia literaria, están:

  • . Manuel Maples Arce, poeta, iniciador del movimiento y gurú espiritual del grupo.
  • . El escritor de narrativas, Arqueles Vela.
  • . El escritor de crónicas, German List Arzubide.

La obra de Manuel Maples Arce, Poemas radiográficos, fue el primer libro publicado por el grupo en 1922. Esta obra “se asocia a la idea de que, a la vez que el poeta construye su obra, se construye a sí mismo”, según el propio autor.

El crítico estudioso del estridentismo, Luis Mario Schneider, indica lo siguiente sobre este movimiento:

“Es, sin lugar a dudas, el primer movimiento literario mexicano que introduce algo novedoso. Si bien no se puede afirmar lo mismo con respecto a las otras corrientes de vanguardia, al adoptar la ideología social de la Revolución mexicana y la incorpora a su literatura, el movimiento adquiere solidez y organización”.

Poesía

En la poesía estridentista, según Marple Arce, se busca “relacionar o fundir términos de comparación tan alejados que produjeran sorpresa o expectación”, en los que  se aprecia la ausencia de la lógica explicativa, y además tampoco hay nexos gramaticales ni descripciones ornamentales o anecdóticas.

Al mismo tiempo, la poesía estridentista mediante la admiración de lo mecánico y los nuevos avances tecnológicos, reflejó el culto al progreso.

Experimentación

De igual manera, los escritos estridentistas estaban llenos de experimentación formal y lingüística, siendo ilustrados por artistas estridentes, los cuales desarrollaron un estilo específico para el movimiento.

A su vez, la combinación de texto e imagen dio origen a su estética que dio forma al carácter político y artístico del movimiento, al tiempo que produjeron sus propios libros ilustrados, revistas, panfletos y manifiestos.

En los trabajos de los estridentistas también se pueden apreciar símbolos de la modernidad como los rascacielos, aviones, teléfonos, ferrocarriles y cables eléctricos, guardando relación con los representantes del futurismo.

Adicionalmente se combinan nacionalismo político y el internacionalismo artístico para revolucionar el escenario mexicano en el campo artístico y político de aquellos tiempos.

En resumen, es igualmente válido para las generaciones de hoy en este país, estudiar sobre los acontecimientos de la Revolución mexicana, que inspiraron la creación del movimiento estridentista, que buscaba un mejor destino para la población, fuertemente azotada por los altos niveles de pobreza y desigualdad.

También tomar en cuenta el esfuerzo de muchos hombres que hicieron posible la consolidación por varios años de dicho movimiento en el México de la época.